Como si mañana

Se le derramaban los besos a este corazón,

los que guardaba para él, en mi boca.

Los que llegaban a su destino

seguían por la autopistas de su cuerpo,

el resto quedaban por el suelo esparcidos.

Su piel era el polo opuesto del imán

que había en las palmas de mis manos

y no pude dejar de acariciarle.

Como si se acabase mañana el mundo

y no importase.

Como si se acabasen los besos mañana.

Como si mañana se congelasen sus venas

y por las mías, mañana, fluyera horchata.

Como si una llamarada solar

quebrase por siempre

el campo magnético de la tierra,

y estas manos que hoy le escriben

y estas manos, que ayer le acariciaban

se desimantasen.

IMG_4876.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s