Pienso para humanos

No están hechas las ciudades para poetas.

Son para las alcantarillas y sus ratas.

Ni siquiera los periódicos ahora,

están hechos para pensar.

Pensar, pensar y pensar,

no necesita el mundo otra cosa.

Si pensáramos más a menudo…

¡Cuántas personas se lamentarían

de pensar en lo que están pensando!

Carcajadas cargadas de ironía,

hipocresía entre vehículos motorizados,

escaparates, carteles publicitarios

hasta en las paradas de autobús,

semáforos enfrentados por sus propios pitidos,

prisas, horarios, jornadas inhumanas,

comida precocinada, redes sociales,

absurdos programas y cientos de series

de televisión para todos los públicos…

Ya empiezan a parecer todas estas palabras juntas

pura conspiración.

¿Pensar? ¿Cuándo?

¿Leer? ¿Qué? ¿Para pensar?

Un río, la vida es un río,

pero nosotras no somos los peces,

somos el agua del río,

la corriente, los remolinos.

Somos fuerza.

Pero volviendo a este mundo,

en donde pensar no interesa,

donde abunda la tristeza,

algo importante hay que cambiar:

aceptarnos como naturaleza.

El poder

está en nuestra cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s