Más de la vida

La vida, que no deja de enseñar y de demostrar que no va a dejar de hacerlo.

Cuanto más duro es el golpe, más se sella por dentro.

Las cicatrices se hacen notar en otoño, pero a veces, también es buen momento.

Siempre, deja de existir, sólo existe ahora.

El simple hecho de vivir, estimula la pasión en general.

La necesidad de creerlo,

la única forma de hacerlo realidad,

la única.

Paciencia y Constancia son los dos personajes

que le faltaban al cuento para dejar de serlo.

Las dos claves que trajo el solsticio de verano y las dejo ahí,

para que les de vida quien las quiera.

El amor es la herramienta imprescindible,

el miedo es el obstáculo. La distancia entre una y otra

la elegimos nosotras/os, si así lo elegimos.

Y no apelo a la redundancia, sino a darle la vuelta,

así las respuestas aparecen antes que las preguntas.

Aunque tampoco nada es cierto ni incierto.

Todo es, y punto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s